Logo

 

 

Telefono

 

Contacta : 941 44 80 96

                     941 44 06 49

Mail

Como hacer fuego de forma segura

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

Como hacer fuego de forma segura

 

Explicaremos detalladamente los pasos a seguir para hacer fuego de una forma segura en cualquier estufa, chimenea o barbacoa.

Los materiales de la imagen son, de izquierda a derecha: troncos rajados de haya, astillas gruesas, medias  y muy  finas de pino (procedentes de palets).

Hay que tener en cuenta que las astillas finas deben ser lo más delgadas posible, ya que serán las encargadas de realizar las primeras llamas duraderas. El resto de astillas deben ser de mayor grosor, aumentando progresivamente, como más tarde veremos.

Tipo de materiales:

Colocar los 2 troncos grandes paralelos entre sí. Como si formasen los “paredes” de una casa. En el hueco que queda entre ambos, colocaremos unas bolas de papel arrugado (periódicos, folios usados, pastillas de encendido, etc…). Respecto a las bolas de papel, es interesante dejar unas más huecas (no tan arrugadas) que situaremos más cerca del suelo, y otras más apretadas que situaremos por encima de ésta últimas.

Es imperativo dejar ligeramente holgadas las pelotas de papel entre ellas: debe correr el aire, sólo así podrán encender adecuadamente.

Colocar perpendicularmente y formando un primer techo o tejado las astillas o maderas más finas que dispongamos, dejando algo de separación entre ellas.

Perpendicularmente respecto a las astillas más finas colocaremos un mínimo de 2 astillas de tamaño mediano, que harán de soporte para el resto de su tipo que colocaremos inmediatamente encima suyo de forma perpendicular otra vez.

Repetimos el proceso (paso 3) con el resto de astillas que nos queden (recordando que su colocación sea de menor a mayor), en este caso con las astillas gruesas.

 Una vez terminado el proceso , se procede al encendido con una simple cerilla o similar.

Aclaración:  NO CULMINAR LA “PIRA” CON UN TRONCO DE LEÑA PESADO. Ya que al irse quemando la base y tener un peso tan grande, se derrumbaría, pudiendo golpear el cristal al caerse. Es mejor colocar ése leño final cuando las astillas en su conjunto ya se hayan convertido en ascuas, para evitar sorpresas.

En Chimeneas Ortega utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario y para recopilar estadísticas totalmente anónimas . Si sigues navegando, asumimos que estás de acuerdo con nuestra política. Más info Ver política de privacidad